Las infecciones por catéter suponen un coste económico de casi 2 millones de euros al año por cada hospital

  • Se calcula que se producen unos 100 episodios de infecciones por catéter por centro al año, con un coste de unos 18.000 euros por cada caso. En total, las infecciones nosocomiales en España causan 3.000 muertes al año
  •  En el 70% de los pacientes hospitalizados se utiliza un catéter intravenoso, lo que aumenta la posibilidad de contraer una infección asociada a este dispositivo, un problema relevante tanto por su frecuencia como por su morbimortalidad
  • Los expertos apuestan por aplicar tratamientos de posología innovadora para evitar estas infecciones, como dalbavancina, antibiótico intravenoso que se administra en una dosis única de 1.500 mg o dos separadas por un intervalo de una semana, garantizando el cumplimiento terapéutico

 Al 70% de los pacientes hospitalizados se les debe aplicar, en algún momento de su ingreso, un catéter intravenoso, dispositivo que también se aplica a muchos enfermos en régimen ambulatorio. Las infecciones asociadas a este dispositivo son un problema relevante tanto por su frecuencia como por su morbimortalidad.

Son datos que se han puesto de relieve esta mañana en el simposio “Nuevos retos en el manejo de las infecciones por gram-positivos”, organizado por Angelini Farmacéutica y moderado por el Dr. Julián de la Torre Cisneros, de la Unidad de Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas. Hospital Universitario Reina Sofía-IMIBIC-UCO, Córdoba, en el marco del XXI Congreso Nacional de la SEIMC. En el encuentro se dan cita más de 1.500 profesionales para debatir los temas más relevantes e innovadores en materia de enfermedades infecciosas.

El impacto clínico de este tipo de infecciones ha sido uno de los temas tratados en el simposio, pues se calcula que, como mínimo, entre el 3% y el 5% de los pacientes con catéter podrían desarrollar una infección si el tiempo de exposición es suficientemente largo, lo que ocurre con frecuencia en las infecciones graves por Gram positivos. Se calcula que se producen unos 100 episodios por centro al año, lo que supone un coste económico de unos 18.000 euros por cada caso, es decir, de aproximadamente dos millones de euros al año para cada hospital. Otra cifra: las infecciones nosocomiales suponen un coste total de 500 millones de euros para los hospitales españoles.

Según el último informe EPINE, los microorganismos Gram positivos son responsables del 34% de las infecciones nosocomiales, aunque este porcentaje es superior si evaluamos infecciones relacionadas con dispositivos médicos (por ejemplo, catéteres vasculares). Entre ellos destacan los Staphylococcus aureus, que representan el 10% de todas las infecciones nosocomiales.

El desarrollo de resistencias bacterianas a los antibióticos empleados y la alta prevalencia de infecciones nosocomiales que, sólo en España, provocan 3.000 muertes al año, hacen necesario promover la investigación de nuevos antibióticos que aporten una posología innovadora y que sean más efectivos que los disponibles actualmente ante las resistencias bacterianas.

Durante el simposio, el Dr. Alex Soriano, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona, ha explicado las razones que hacen que una infección por bacterias Gram positivas requiera tratamiento antibiótico prolongado. Por su parte, el Dr. José Barberán, del Servicio de Medicina Interna-E infecciosas del Hospital Universitario HM Montepríncipe de Madrid, se ha centrado en la problemática asociada a la larga estancia hospitalaria, haciendo hincapié en la necesidad de reducir el tiempo de hospitalización, con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente y contribuir a aliviar la carga económica.

Sin embargo, a pesar de la problemática que suponen las infecciones por bacterias resistentes, en los últimos años se han autorizado pocos antibióticos nuevos para combatirlas. De ahí que “una alternativa terapéutica como dalbavancina suponga un verdadero avance en el tratamiento de estas infecciones”, comenta el Dr. del Pozo, del Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas, de la Clínica Universitaria de Navarra de Pamplona.

Dalbavancina: una única dosis para reducir la estancia hospitalaria

En ese sentido, durante el simposio se ha destacado la importancia de la utilización de  dalbavancina, nuevo antibiótico intravenoso que puede administrarse en una dosis única de 1.500 mg o en dos dosis separadas por un intervalo de una semana, manteniendo unos niveles terapéuticos durante más de 15 días y que ha supuesto la entrada de Angelini Farmacéutica en el mercado hospitalario.

Este fármaco, indicado para infecciones bacterianas agudas de la piel y tejidos blandos -unas de las más prevalentes en el ámbito hospitalario- representa una alternativa eficaz, ya que evita que el paciente lleve una vía durante días o semanas, reduciendo las infecciones por catéter y el riesgo asociado a los accesos vasculares. Además, debido a su posología, garantiza la adherencia al tratamiento y permite agilizar el alta hospitalaria, evitando las complicaciones propias del paciente encamado (así como la pérdida de masa ósea y la aparición de úlceras, entre otras) y mejorando la calidad de vida del paciente y sus familiares.

ANGELINI FARMACÉUTICA, S.A. le informa que algunos de los contenidos del sitio web al que está intentando acceder, están dirigidos exclusivamente a profesionales sanitarios facultados para la prescripción o dispensación de medicamentos.

Para notificar cualquier acontecimiento adverso relacionado con nuestros productos contactar con Farmacovigilancia (farmacovigilancia@angelini.es - Tel. 93 253 46 45).

¿Es Vd. profesional sanitario con capacidad de prescripción o dispensación en España?
SI NO
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Más información