Conclusiones del simposio “Actualización terapéutica en la prevención de la DMAE” en el 87 Congreso de la SEO

Los expertos en retina reunidos en el 87º Congreso de la Sociedad Española de Oftalmología confirmaron que el aporte de antioxidantes y AGPICL-w3 juegan un papel importante tanto en la prevención como en el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

Esta afirmación fue aportada a lo largo del simposio sobre “Actualización terapéutica en la prevención de la DMAE”, organizado por ANGELINI FARMACÉUTICA, y que contó con la presencia de Ricardo Casaroli (Institut Clínic d’Oftalmologia del Hospital Clínic de Barcelona), Miguel Ángel Zapata (Hospital Vall d’Hebron de Barcelona), Lluís Arias (Hospital Universitari Bellvitge, Barcelona), y Santiago Abengoechea (Centre d’Oftalmologia Barraquer, Barcelona).

A lo largo del simposio se pudo confirmar que la DMAE es la principal causa de pérdida irreversible de la visión en personas mayores de 65 años en los países industrializados. Se hizo especial hincapié en que la incidencia de la DMAE tenderá a aumentar en los próximos años, dado el envejecimiento progresivo de la población en los países industrializados. Respecto a este punto, el Dr. Casaroli insistió en la alta prevalencia y en la necesidad de la prevención.

Antioxidantes

Los expertos subrayaron que, para llevar a cabo un tratamiento preventivo, es imprescindible identificar los factores de riesgo modificables en la DMAE, con el objetivo de reducir la incidencia de la patología y evitar su progresión hacia estadios más avanzados.

En este sentido, el Dr. Miguel Ángel Zapata recordó que “los factores de riesgo para la DMAE tales como la edad, el tabaquismo, la exposición a la luz, el color de iris claro y la baja densidad del pigmento macular favorecen la acción de los radicales libres, especialmente sobre la retina’’.

El Dr. Zapata hizo una revisión de la bibliografía publicada citando estudios (AREDS, LAST, CAREDS, CARMIS, etc.) en los que se dan a conocer los nutrientes vinculados y no vinculados en la progresión de la DMAE. De este modo se confirmó que las vitaminas C y E, los minerales Zinc y Cobre, los carotenoides luteína y zeaxantina y los ácidos grasos w3 (DHA y EPA) son nutrientes relacionados con menor estrés oxidativo y con el mantenimiento de la integridad de las membranas.

Recordó además que es muy importante revisar la composición de los complementos alimenticios existentes en nuestro mercado ya que no todos los componentes ni concentraciones son iguales.

AGPICL-omega3 (DHA y EPA)

Especialmente interesante resultó la aportación del Dr. Lluís Arias, quien aseguró que los AGPICL- w3 pueden modular los procesos y factores implicados en la patogénesis de la DMAE, Destacó también del EPA su capacidad antiinflamatoria y antiiangiogénica. “Las evidencias que caracterizan las propiedades estructurales y funcionales de los AGPICL- w3 indican que estos nutrientes pueden funcionar como factores esenciales en los procesos visuales y agentes protectores frente la patología retinal”, aseguró el Dr. Arias. “El EPA, además, también es capaz de deprimir la activación y expresión del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF)”, afirmó. Confirmó que el EPA ha demostrado tener la capacidad de influir en la producción y activación de los factores de crecimiento angiogénicos y de los eicosanoides proangiogénicos derivados del ácido araquidónico, favoreciendo el tratamiento de la DMAE al reducir la neovascularización anormal y la permeabilidad vascular.

AREDS 2

Por último, el Dr. Santiago Abengoechea centró su ponencia en recordar que todos estos extremos podrán confirmarse en base a los objetivos y conclusiones del estudio AREDS 2, un ensayo clínico multicéntrico aleatorizado de fase III con más de 4.000 pacientes, diseñado para evaluar los efectos de la complementación oral con altas dosis de luteína y zeaxantina y/o ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga w3 (en concreto DHA y EPA) como tratamiento para la DMAE, y cuyo estudio está previsto que finalice a finales del 2012. El Dr. Abengoechea aseguró que, con toda probabilidad, AREDS 2 sugerirá que estos componentes pueden actuar como factores moduladores de los procesos implicados en la patogénesis y progresión de la DMAE, protegiendo al paciente del riesgo de progresión de la enfermedad y favoreciendo incluso su regresión.

ANGELINI FARMACÉUTICA, S.A. le informa que algunos de los contenidos del sitio web al que está intentando acceder, están dirigidos exclusivamente a profesionales sanitarios facultados para la prescripción o dispensación de medicamentos.

Para notificar cualquier acontecimiento adverso relacionado con nuestros productos contactar con Farmacovigilancia (farmacovigilancia@angelini.es - Tel. 93 253 46 45).

¿Es Vd. profesional sanitario con capacidad de prescripción o dispensación en España?
SI NO