Una cepa probiótica consigue reducir a la mitad la incidencia de la mastitis en mujeres con factores de riesgo

  • Un estudio multicéntrico en 12 hospitales españoles y 625 mujeres demuestra que el consumo de la cepa probiótica Lactobacillus fermentum CECT5716 disminuye en un 51% la tasa de incidencia de la mastitis
  • Esta cepa probiótica reduce los niveles en leche materna del principal agente causante de la mastitis (Staphylococcus spp), por lo que puede constituir una estrategia eficaz para la prevención de esta enfermedad
  • Además, este probiótico reduce los niveles de IL8 en mujeres con mastitis, una proteína proinflamatoria, y disminuye la probabilidad de sufrir dolor en el pecho desde la primera semana de tratamiento

 

La administración oral de la cepa probiótica Lactobacillus fermentum CECT5716 en mujeres lactantes previene el desarrollo de mastitis reduciendo la tasa de incidencia en un 51%. Éste es el principal resultado del “Oral Administration to Nursing Women of Lactobacillus fermentum CECT5716 Prevents Lactational Mastitis Development: A Randomized Controlled Trial” (1), estudio multicéntrico aleatorizado y a doble ciego, controlado con placebo, que se ha realizado en 12 hospitales españoles con la participación de 625 mujeres de 18 a 45 años con desarrollo normal de embarazo. Todas ellas habían recibido un tratamiento con antibióticos antes, durante o después del parto, uno de los principales factores de riesgo de mastitis, siendo la segunda causa reconocida de alteración de la flora mamaria.

Los resultados de este estudio demuestran que el consumo de esta cepa probiótica es una nueva y eficaz estrategia para prevenir el desarrollo de mastitis. El grupo que tomó una cápsula diaria de Lactobacillus fermentum CECT5716 durante las 16 semanas de duración del estudio experimentó menor dolor en el pecho durante el primer mes respecto al grupo de control, que ingirió 1 cápsula de placebo diaria con maltodextrina. De este modo, el estudio demuestra que la administración de Lactobacillus fermentum CECT5716 reduce la concentración bacteriana de Staphylococcus spp -principal agente causante de la mastitis en la flora mamaria; así como también consigue disminuir los niveles de proteínas proinflamatorias en aquellas mujeres que desarrollan mastitis.

El estudio también destaca que el consumo de esta cepa probiótica, aislada originariamente de leche materna, disminuye la probabilidad de sufrir dolor durante el primer mes tras el parto. Ello ayuda al mantenimiento de la lactancia, ya que la mastitis es la principal causa médica de destete precoz e indeseado. De hecho, las tasas de lactancia materna exclusiva en España a los seis meses se sitúan en torno al 20-30% cuando, según recomendaciones de la OMS, debería ser la única fuente de alimentación del bebé durante el primer medio año de vida.

Además, durante el primer mes de lactancia, se observó una menor necesidad de tratamiento tópico en el grupo probiótico respecto al grupo de control. Del mismo modo, en el tercer mes, se detectó un menor uso del tratamiento analgésico entre ambos grupos.

Los resultados de este estudio abren una nueva puerta para disminuir la elevada tasa de destete asociada a dolor durante la lactancia. Además de las importantes medidas esenciales consistentes en conseguir un buen agarre y el vaciado frecuente, completo y eficaz de la mama, ahora los profesionales tienen una nueva herramienta para conseguir una lactancia sin dolor con el apoyo de Angelini Farmacéutica (www.lactanciasindolor.com). En ese sentido, la compañía mantiene su compromiso con  el apoyo de una lactancia sin dolor, colaborando en la difusión de los nuevos avances en el uso de lactobacilos específicos como una herramienta eficaz en este campo.

 

El uso de probióticos contribuye al equilibrio de la flora mamaria

La mastitis es el resultado, en la mayoría de los casos, de un proceso de disbacteriosis (presencia de irregularidades microbianas) de la glándula mamaria. En estos casos, algunas de las especies bacterianas, que normalmente están presentes en la leche humana, aumentan su crecimiento por encima de los límites normales (Staphylococcus spp), en detrimento de otras que disminuyen (Lactobacillus spp). Esta alteración provoca una inflamación y bloqueo de los conductos de la leche.

Durante la última década, numerosos estudios han demostrado la capacidad de ciertos probióticos de equilibrar la microbiota en la leche humana, reduciendo la cantidad de bacterias relacionadas con la mastitis. La reducción de la carga de bacterias se relaciona con una menor gravedad de la enfermedad. Estos estudios han destacado el potencial de las bacterias probióticas para un manejo eficaz de la mastitis.

Actualmente, además del citado estudio, ya se dispone de dos ensayos clínicos que han demostrado que el Lactobacillus fermentum CECT5716 aislado de leche humana representa una terapia alternativa eficaz en el tratamiento de las mastitis y sin presentar los efectos secundarios típicos de los antibióticos (candidiasis y trastornos digestivos, entre otros).

En este sentido, cuando existen síntomas agudos de mastitis, como fiebre y escalofríos, normalmente se prescribe un tratamiento antibiótico pero, en ocasiones, no soluciona el problema y causa resistencias.  Además, algunas bacterias causales presentan la capacidad de formar biofilms, un sistema de protección propio de ciertas especies por el que se recubren de una capa de consistencia gelatinosa y también se da la coexistencia de bacterias con distinta sensibilidad a los antibióticos.

De ahí la necesidad del uso de probióticos, microorganismos vivos como los lactobacilos, para la prevención y tratamiento de la mastitis. Estas sustancias, al ingerirse en las cantidades adecuadas, tienen efectos beneficiosos para la salud y contribuyen al equilibrio de la flora bacteriana. Además, como estas bacterias probióticas son de origen humano, no producen efectos adversos: al contrario, su consumo por parte de los bebés disminuye de forma significativa la incidencia de infecciones respiratorias y gastrointestinales.

 

1.Oral Administration to Nursing Women of Lactobacillus fermentum CECT5716 Prevents Lactational Mastitis Development: A Randomized Controlled Trial: José  A. Hurtado,1 Jose A. Maldonado-Lobón,2 M. Paz Díaz-Ropero,2  Katherine Flores-Rojas,3 José Uberos,4 José L. Leante,5 Laura Affumicato,6 María Luz Couce,7 José M. Garrido,8 Mónica Olivares,2 Juristo Fonollà;2 and the PROLAC Group*

1Department of Neonatology, Hospital Materno-Infantil del CHU, Granada, Spain.

2Research Department, Biosearch Life, Granada, Spain.

3Department of Metabolism and Pediatrics Research, Hospital Reina Sofía, Córdoba, Spain.

4Department of Pediatrics, School of Medicine, University of Granada, Spain.

5Department of Neonatology, Hospital G.U. Santa Lucía, Cartagena, Murcia, Spain.

6Department of Neonatology, Hospital R.U., Málaga, Spain.

7Department of Neonatology, Hospital C.H.U., Santiago de Compostela, La Coruña, Spain.

8Department of Pediatrics, Hospital U., Salamanca, Spain.

*Members of the PROLAC Group are listed under Acknowledgments at the end of the article.

ANGELINI FARMACÉUTICA, S.A. le informa que algunos de los contenidos del sitio web al que está intentando acceder, están dirigidos exclusivamente a profesionales sanitarios facultados para la prescripción o dispensación de medicamentos.

Para notificar cualquier acontecimiento adverso relacionado con nuestros productos contactar con Farmacovigilancia (farmacovigilancia@angelini.es - Tel. 93 253 46 45).

¿Es Vd. profesional sanitario con capacidad de prescripción o dispensación en España?
SI NO